Alternative Metal Band Photo Shoot At The Cemetery

¿De precursores a dinosaurios?

God is Dead es el single de Thirteen, el último álbum de Black Sabbath ¿Serán alusivos estos títulos a la muerte del Metal? Ozzy Osbourne, el frontman de la agrupación parece decretarla. 

El Metal es un género extremo, pero ya no lo sería tanto al declarar su desaparición pero sí me parece apropiado plantear su transformación y la manera en cómo se nos muestra. 


Sabemos que la industria de la música cambió, sin embargo el contexto va más allá de eso. Que no se mal entienda, el rock relacionado al pop o a algo más tendencioso, siempre existirá, pero el cambio está ocurriendo en los géneros más pesados y no se trata de la primera vez que sucede. Se vió como en los 80s y 90s hubo un auge de música pesada, de riffs, de música seria, real, de verdad, sin pretensiones de encajar ni ser parte de tendencias. Era gente que buscaba innovar porque estaba aburrida de lo establecido y de lo que ya se había hecho, eran agrupaciones y compositores que querían buscar un camino propio, y lo hicieron.

en los 80s y 90s hubo un auge de música pesada, de riffs, de música seria

 
Aparecieron muchos géneros: N.W.O.B.H.M, Black Metal, Thrash Metal, Death Metal, Groove Metal, Alternative Metal, Glam Rock, Nu Metal, Power Metal, Punk Rock, Hardcore Punk y la lista puede seguir, de la misma manera como ahora son las raíces de una historia muy diferente en la escena musical. 


Agrupaciones icónicas, bandas que destacaron en aquellos días y tantas transformaciones fueron inevitables. Diría que desde el año 2000 en adelante cambió la dinámica de los festivales, de los medios, de la industria y de los fans. Todo cambió.


Hoy, desde hace algunos años ya, prendo la radio y al sintonizar algunas de las emisoras especializadas, no escucho más que canciones con 25, 30, 40, 50 años de antigüedad, todos clásicos, uno tras otro. Pero absolutamente nada nuevo. 


Veo el cartel de algún festival internacional y la mayoría del line up son bandas de al menos 20 años. ¿Qué pasó? ¿Acaso no hay bandas haciendo música pesada hoy? Sé que no es así, mi banda es un ejemplo de eso, o al menos es a lo que apuntamos.


¿Qué pasó entonces?, los géneros más pesados tuvieron sus días de gloria y ahora el relato se asemeja a la historia del Jazz que tuvo su cúspide en los 60s y luego fue reemplazado por el Rock. Creo que ese parece ser el caso de estos estilos, sólo que ahora el Rap y la música urbana han tomado liderazgo. 


¿Pero qué tan cierto es esto? Recordé a un activo miembro de la escena musical Santiaguina, Dj Manyin, conocido por la creación de fiestas donde se pone música con vinilos y con temáticas retro, como la Soul o Muerte, Las Noches A Go-Go y también es manager de algunas bandas como La Big Rabia.


Bueno, este queridísimo personaje me dijo que había vuelto de Europa donde vivió en carne propia el renacimiento del Rock, y ese hito se llamaba Ty Segall. Para quienes no han visto a Segall, es un músico y productor de la escena californiana de USA que ha tocado en festivales de los más grandes del mundo. Su música tanto su proyecto solista como otros en los que ha participado (Fuzz, GØGGS) tienen una onda muy relacionada al rock de finales de los 60s y comienzo de los 70s, pero con un sonido muy bien registrado y ejecutado.


Fue entonces cuando empecé a descubrir que hay escenas musicales muy variadas ocurriendo a nivel global. Lo que se sucede es que solo saben de estas quienes realmente están interesados, cosa que parece estar muy distante de los medios y sellos, o por lo menos de la mayoría. 


Parte de esas escenas están lideradas por bandas como Wand, Savages, King Gizzard And The Lizard Wizard, Code Orange, Alcest, Gojira, Deafheaven, Metz, Zeal & Ardor, Chelsea Wolfe, Firewalker, Self Deconstruction entre muchas otras agrupaciones. Así como los locales Vago Sagrado, Club de Surf, Spiral Vortex, Wild Parade, Osorezan, Icarus Gasoline, Éntomos y nosotros mismos, Odio Sensible (Solo por nombrar algunas pocas). Todas estas bandas son actuales. Algunas más conocidas que otras, algunas con participación en festivales emblemáticos. Pero lo que las une es que siguen siendo principalmente subterráneas. Ya que al parecer no existe interés de los medios por generar contenido relacionado a la música actual. Creo que les es más cómodo y seguro quedarse en fórmulas de lo que ya le fue bien.

No sé cuál será el destino de estas agrupaciones de cara a la escena, solo sé que seguiremos trabajando sin esperar las grandes recompensas que se estilaban en los 90s, lo haremos por satisfacción propia.


Y en cuanto a nosotros, en Odio Sensible no nos interesa encajar en un perfil, haremos lo que nos mantenga contentos, y sí, tal vez le pongamos la etiqueta Metal Alternativo, pero para nosotros eso no quiere decir nada, no nos ponemos límites y hacemos lo que nos mantiene felices.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email